viernes, 4 de agosto de 2017

Y ASI NOS VA


 




Si pudiera es una frase muy común a todos, el condicional si pudiera, si me tocara, si me ayudas, si me pagas, si me dejas, si me prestas, si me perdonas, y así decenas de condicionales que llenan nuestra vida de sueños casi imposibles de realizar.

En mi caso, si pudiera me iría en busca de un lugar propicio para vivir, lejos de esta porquería mediática que inunda las noticias, la vida, el quehacer cotidiano, y los medios de comunicación en los que cada uno arrima el ascua a su sardina.

Que si la uno, la dos, la sexta, la tres, la cuatro y las autonómicas.
¿A quien escucho?, ¿a quien veo?, cada una cuenta una historia diferente.
Por no decir las emisoras de radio o periódicos.

Harto y saturado de contradicciones, de noticias e informes controvertidos, de desinformación constante y continua.
Mi sensación, y la de otros, es que el ciclo está acabando. Que la soñada Europa unida mediante lazos comerciales, monetarios y legislativos se va al carajo.

Cada país que forma la Unión hace lo que le da la gana, sus ciudadanos toman las decisiones que quieren, y atienden, en su absoluta desesperación, las llamadas de los partidos de los extremos mas dispares.
Asistimos a la unión de partidos "populistas" con otros "nacionalistas de derecha" y se quedan tan frescos. 
El caso es alcanzar poder prometiendo lo imposible.

Aquí, en este país, se pelean a navajazos unos con otros, tu robas, tu defraudas, tu engañas, tu malversas, tu estafas, tu prevaricas, tu falseas, tu tienes caja B, tu evades tributos y así una feria de vanidades, falsedades, insultos, pecados inconfesables, escándalos empresariales y financieros de la peor especie.

Si pudiera encontrar un lugar donde todas estas noticias que saturan nuestros ojos, mente y oídos, no se propagaran machaconamente, haría lo posible por irme.



Pero es solo una idea irrealizable que nace de la hartura ante la escasez de noticias gratas, amables, honestas, alentadoras. Los noticiarios emitidos por la televisión, radio o periódicos se han convertido en verdaderas historias de horror.
Horror cotidiano, violencia extrema, crímenes, prostitución, droga, guerras, estafas millonarias, robos descarados. 
Y así un día tras otro.

A quien creías decente de repente es un pillo redomado. 

Quien promueve un nuevo partido regenerador se convierte en un aprovechado que cobra cientos de miles de euros por hacer nadie sabe el que, y así sumando más y peor.

Y así nos va.






el gatufo


No hay comentarios:

Publicar un comentario