miércoles, 19 de julio de 2017

UN DIA MAS



¿Qué tal estás?
¿Cómo andas?
¿Qué tal sigues?

Pues, sigo y ya es bastante.

¿Que tal estás? sería la pregunta apropiada, se está bien, regular o mal.

Bien si no me duele nada, no ha ocurrido ningún hecho desgraciado, no hay malas noticias de mi familia o amigos, y sobre todo la salud es correcta.

¿Cómo andas? viene a ser una pregunta parecida a la anterior aunque a veces es muy desafortunada. 
Cualquiera que estudie el idioma Castellano verá que andar es un sinónimo de caminar, poner un pie tras el otro y mover el propio cuerpo para llegar a algún lugar o posición.
Se anda cuando se camina y nada tiene con estar bien o mal.

Se usa como un seudónimo desafortunado pues un cojo, no anda, o un parapléjico tampoco anda, o mi esposa Cuca tampoco anda, y cuando le hacen esa pregunta ella con ironía responde, andar lo que se dice andar, no ando, estoy vaya, bien regular o peor.


¿Qué tal sigues? es parecido a las anteriores preguntas pero se suele referir a la salud, cuando alguien ha estado enfermo, lo sigue estando, o también se refiere a como sigue la persona si ha tenido algún contratiempo en su vida, se ha ido al paro, ha perdido un ser querido, o situaciones de esa índole.

Se necesita mucha confianza para hacer esta pregunta pues abres la puerta a que la persona se sincere o se consuele contándote su situación personal, anímica o financiera.

La respuesta que elude cualquier aclaración a todas estas preguntas suele ser, "ahí andamos"  "ahí estamos" o  "ahí seguimos" y así quieres indicar que todo sigue parecido y que deseas hablar de otra cosa.

En nuestro caso, Cuca, Gatufo y Emiliano, ahí estamos o seguimos. 
No hay variación en nuestro ritmo de vida salvo que hace unos días tuve un percance con las llaves de casa, tuve que llamar a un cerrajero de urgencia y me cobró 365 euros por acudir a la llamada, descerrajar la cerradura de seguridad, y poner otro en sustitución.
Me dijo que se lo comunicara al seguro, y "ahí estoy" esperando que la compañía de seguros "se manifieste" y me abone el importe ya pagado, una pasta, por solucionar el problema con las llaves de mi casa.

Pequeño percance solucionado con bastante "pasta" a la espera de poder cobrarla.
¿Que haces si no tienes los 365 euros?

Ese si hubiera sido un problema, ¿Cómo entras en tu casa?, y con el agravante de que Cuca estaba dentro y ella no puede "andar" y solucionar el problema con otra llave.

¿Que tal seguimos?

No se que contestar, ahí estamos, con eso basta.





el gatufo

No hay comentarios:

Publicar un comentario