miércoles, 21 de junio de 2017

GRACIAS Y NADA MAS







Estar agradecido es el sentimiento que hoy me embarga y tengo razones para ello.

Un día de septiembre no recuerdo el año, mejor no lo menciono, hacía calor tanto bochorno como para estar ya mas que harto del tórrido verano que habiamos sufrido y no poder más.

Tenías trabajo entonces?. habría quien me preguntara.
Que pregunta, estoy retirado solo he venido cuidando de Cuca de mi mismo y de mi gato "El Gatufo" durante los últimos años. 

Luego, ¿trabajo?, si lo tenía pero no remunerado si a eso os referís.

Me encontraba muy cansado y mi cabeza bullía de preguntas sin respuesta.

Aunque si que podría haber recuerdos del pasado si escribiera notas
de mis vivencias, y si, puedo aprender algo de ellas cuando de vez en cuando las releo.
Pero sobre ese pasado no necesito notas, todo sigue inmutable dentro de mi cabeza, de mi alma, o como querais llamar a los recuerdos.

No escribo para el futuro, nadie lo conoce afortunadamente, pero si para que el pasado me sirva de alguna enseñanza.
A veces lo es, o simplemente me sirve de desahogo, justo lo que estoy haciendo ahora.

Días y días todos semejantes  que no han dejado recuerdo alguno en nosotros son los vividos habitualmente, a no ser que vivas tiempos de soledad, desgracia o sufrimiento, esos días no se borran y forman parte de tus enseñanzas de vida, lo que nos hace seguir y recordar que hubo tiempos buenos y malos.

En esos momentos, en los malos, es cuando se necesita escribir, y yo no lo hacía pues no tenía ganas en absoluto de releer o ponerme a escribir.
Para que o para quien?.


Es así, la normalidad se amontona y no deja recuerdos, solo la desdicha, el dolor o el gozo deja vestigios en mi o en tu memoria, los suficientes para recordar que sufría/as, éra/s afortunado o simplemente te sentías vivo o con ganas de seguir la lucha cotidiana.

Hacer unos pocos años mucha gente estaba cansada y mas que yo, no podíab mas de tanto sufrimiento, sin trabajo, sin casa, sin futuro. Muchos no soportaron más y se fueron, pero eso es ya otra historia.

Y ahora es como si nada hubiera pasado, quien los recuerda?.
Grecia, Italia, España por mencionar algún país, desde donde se fueron los que ya no soportaban más y pusieron fin a todo, incluida su vida. 

¿Quien los recuerda en estos momentos en que otras noticias tremendas ocupan nuestro cotidiano entorno?. 
Es como si nunca la desesperación hubiera existido, no escribieron, no hay registro de su angustia, un día se fueron y ya está.
Causó extrañeza su decisión, una nota en el periódico si acaso, y que pena....nada más.

No era mi caso, no tenía esos motivos en absoluto para esa desesperación de los  pobres que se fueron, ellos si podían tener motivos de sobra para su desesperación no era mi caso, pero ¿que me pasaba?.
Sería la pregunta del millón para la que curiosamente si tengo respuestas.

Tratamientos médicos absolutamente devastadores que minan tu cuerpo y a veces el alma en nuestra búsqueda constante de la salud o de vivir un poco más.


Un momento, ¿con quien hablo tu que preguntas quien eres?.
Tu conciencia, o tu interior como quieras llamarlo.

Si es así, entonces seguiré no hablo para nadie, solo para mi mismo o para quien desee leer esto, no serán demasiados pues no nos gustan las tristezas ajenas, menos las nuestras.

Cuando consulto este Blog veo que en ese Septiembre no escribí nada, ni una nota, igual sucedió en Octubre, o en Agosto cuando solo hice una entrada, y en Juli0 tres relativas a los Juegos Olímpicos de Londres, es cuando veo el calamitoso estado en el que llegué a encontrarme.

Esta significativa ausencia de comentarios resulta mas elocuente sobre lo que me ocurría que ningún otro relato que pudiera haber escrito entonces.

Bueno es ahora cuando lo hago y puedo estar feliz de hacerlo, buena señal amigo y no te quejes tanto, da gracias aunque continues con tu relato tan deprimente para algunos.

**********

El sufrimiento interno persiste cuando miro hacia atrás, tardará en borrarse cuando uno piensa que se muere, o cuando deseas hacerlo como prioridad ante el cansancio de no tener esperanzas ni cura a tu depresión.

Cuantas veces he iniciado esta especie de memoria?, tres o cuatro?, por lo menos, y ya es raro pues no inicio, escribo directo y ya está, sale sin más. 
Ya habrá tiempo de releer y corregir.

Para los que se fueron no hay palabras ya. Como hojas secas y marchitas les arrastró el huracán desatado por una crisis incompresible para tanta gente.

Solo los que siguen sufriendo, o los que tienen memoria pueden recordar lo que fueron los años pasados en mitad de una crisis sin precedentes que acabó con las esperanzas e ilusiones de millones de personas barridas por la sin razón, al menos para ellos.

Yo lo único que puedo recordar es que estaba bien jodido de verdad.

Quince kilos menos, sin defensas, una anemia brutal, me faltaban fuerzas para andar diez minutos seguidos, Rodeado de espectros cuando salía a la calle, parecidos a mi algunos, otros pirados por la bebida, el paro o la desesperación de no tener nada y así un mes seguido de otro.
Por estas fechas una gran depresión motivada por el estado físico calamitoso de este sujeto que soy o era yo mismo.
Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre del 2012, notas en este blog 18 en total.
Inexistente en realidad, tal y como estaba yo. 
Inexistente igual que muchos otros, lo peor es que ellos/ellas si dejaron de existir.

En mi caso sigo, escribo, mas que nunca, la misma persona y escribe como un poseso. 910 notas de mayo a septiembre, con esta 911.

Que ha cambiado?.
Exteriormente poco, el mismo o parecido calor, la misma persona pero con 15 kilos más, con valores sanguíneos adecuados y SIN DEPRESIÓN.

Somos como masilla, un laboratorio inexplicable del que pensamos tenemos el control.

Y no, no tenemos el control.

Si lo tuviéramos muchos de los que se fueron podría leer esto, su vida hubiera cambiado, quizás a mejor, como la mía.

Quien tuvo el control en mi caso?
No lo se, acaso fué Dios?.

Prefiero creer que si, que EL me salvó para hacer justo lo que hago. Pregonar, denunciar, animar, en definitiva escribir.


Pues no esta mal, es un relato de vida el que haces por muy dramático que te pongas.
Vida que sigue, dedos que mueves, palabras que brotan de tu recuerdo y espantoso calor otra vez que te hace recordar para otros lo vivido y ya pasado.

Gracias y nada mas a quien corresponda, a Dios pienso por lo que mi vivir de hoy es sentirme agradecido cada día que vivo.



el gatufo




No hay comentarios:

Publicar un comentario