domingo, 30 de abril de 2017

¿SERAN DEMASIADOS 47 AÑOS?






No para mi, es más diría que hasta se me han hecho cortos estos cuarenta y siete años que llevo conviviendo y queriendo a mi esposa, que como casi todos sabeis ya, la llamo Cuca.

No es su nombre real pues oficialmente la inscriben en el NIF como Maria José y lo curioso es que hace esos cuarenta y siete años a pie del altar el oficiante le llamaba Cristina.

Era muy anciano y el pobre sacerdote no se enteraba de nada, ¿Cristina?, no, yo me caso con Maria José pensé, y mirando a mi izquierda creo, ¿o sería a la derecha?, pienso que ella estaba a mi izquierda muy guapa como todas las novias que he visto, pero ella mucho más y estoy seguro de ello pues era la elegida para vivir con esa novia preciosa toda mi vida y un poco más incluso, si es que pudieramos, aunque creo que eso está fuera de nuestro alcance.

El treinta de abril de 1970 dos jovenes ilusionados que no sabian nada del futuro incierto que les esperaba decidieron ante el altar, cosa de ella que se empeñó en casarse asi pues yo la hubiera raptado y punto, unirse en cuerpo y alma hasta que la muerte les separase.

Hasta hoy, toco madera, esa parca inevitable nos ha respetado y aunque muchos de nuestros familiares, amigas y amigos se han ido, nosotros aquí seguimos deseando vernos y charlar todos y cada uno de los días que tengamos a bien seguir viviendo.

Es mucho y grande para estar agradecido, gracias querida y respetada Cristina, no perdón Maria José, amor de mi vida, esposa, amiga, amante, madre de mis hijas y sobre todo la persona a la que mas admiro de todas las que he conocido.
También la que mas quiero, se entiende perfecto, pero no está de más afirmarlo todas las veces que sea preciso.

Amor y admiración van de la mano, en el caso de Cuca una mano muy firme, segura, que siempre ha sabido conducirme por el lado correcto
pues el sentimiento de amor grande, enorme, que siempre me ha manifestado ha sido mi absoluta seguridad ante los avatares de la vida y hoy tras este "corto" periodo de cuarenta y siete años juntos "puedo prometer y prometo" que repetiria una y mil veces elegirla a ella como fiel compañera para recorrer juntos el camino de la vida.

Gracias amor mío, siempre me has hecho sentir seguro, querido, respetado y sobre todo acompañado por la mejor colega a la que ni en sueños pude aspirar.

Gracias amor repito, eres lo que mas quiero y admiro en esta vida.






emiliano







No hay comentarios:

Publicar un comentario