lunes, 24 de octubre de 2016

MILAGRO COTIDIANO





AQUELLOS AÑOS

Sin querer, sin sentirlo, casi sin darme cuenta
estaba enamorado.

Delgada, bonita, loca, corrían los sesenta
final ya de ilusos años.

Una generación que lo confundió todo
creyendo cambiar su mundo

Amor surgió, milagro cotidiano que me 
sustenta con su calor.

Ardiendo tras cuarenta años pasados casi 
sin darme cuenta.

Sin sentir el fuego cotidiano de años
vividos en común.

Y ahora siento que si, sigo y continuo 
mucho mas enamorado.

La loca que conocí entonces en otro mundo
sigue igual cual cabra que salta alegre. 

Ajena al dolor que siente, día tras día sin
quejarse.

Dando alegría, disimulando pesares, riendo
de continuo.

Amando y sustentando a todo aquel que le
rodea.

Mas viva que nunca, loca mía, mi vida cotidiana
endulzas con tu alegría.

Mi loca compañera de por vida, ayer, hoy, mañana 
para siempre mientras viva.








el gatufo

No hay comentarios:

Publicar un comentario