miércoles, 12 de octubre de 2016

JUSTICIA ¿DONDE?








El peor depredador que puebla este mundo al que llamamos tierra sigue haciendo de las suyas igual que ha hecho siempre.
Lo aniquila todo, animales que conviven y han convivido con el, los arboles, su entorno, destruye todo lo que puede ser destruido, ensucia, poluciona, envenena, y lo peor se aniquila a si mismo y a los demás con saña.

No hay tope ni límites para su proceder, mata sin piedad en guerras suicidas masacrando niños, mujeres, civiles indefensos al igual que sus casas, su vida, sus recuerdos y genera el mayor exodo de los últimos tiempos.

¿A quines nos importa esto?. A nadie en realidad, seguimos con nuestras propias vidas como si nada estuviera sucediendo.
Incluso hay quien protesta enérgicamente cuando a estos seres que huyen sin nada, muriendo en el camino, ahogándose en el mar, siendo violadas o asesinadas sus mujeres, hay quienes protestan repito porque ven invadidas sus ciudades, territorios o pueblos.

Solidaridad cero, justicia inexistente, caridad desaparecida, ¿y nos llamamos cristianos?, ¿y creemos en otra vida?.
Todo resulta absurdo, trágico, e incongruente, aunque siendo terrible lo que sucede en esos lugares que para muchos son lejanos, inmenso error, también es tremendo lo que ocurre en "nuestro" mundo "civilizado" y próximo.


La justicia simplemente "no existe" ni allí, para los que huyen, ni aquí para los que siempre hemos vivido en nuestras tierras.
Lo ejemplos son incontables y empeoran.

Violadores que se jactan de "sus hazañas" y a penas les cae el castigo debido a su asqueroso y tremendo comportamiento.

Sádicos crios que golpean sin piedad a sus compañeros, les acosan, les insultan, les maltratan y no les ocurre absolutamente nada.

Mal nacidos hombres que golpean a sus parejas, las vejan, las amenazan, vuelven a golpearlas hasta extremos inconcebibles e incluso algunos que no debieran tener derecho a la vida llegan a asesinarlas para que luego "alguien" les defienda ante la ley y paguen con una pena ridicula la inmensa maldad de sus actos.

Y no hablemos de repugnantes pederastas que sobreviven impunes a la perversión y daño que originan con sus absolutos execrables actos.

Todo esto por no hablar de robos, crímenes, agresiones de todo tipo y condición.

Da la sensación que nada se pena, es el "buenismo" que protege a los desalmados y deja indefensos a los justos.

¿Que condena han recibido esos que fueron los causantes de que cinco jovenes murieran aplastadas en el Madrid Arena?.

Ninguna prácticamente, y encima recurren.

La muerte o el asesinato salen muy baratos a quienes lo perpetran y las victimas que sobreviven a la tragedia pagan con su dolor toda la vida.

Realmente asqueroso e injusto, y yo me pregunto ¿donde está la Justicia?.
No existe, y nunca ha existido. 
Que no nos toque es siempre lo que pido a Dios pues si esperamos justicia estamos apañados.







el gatufo

No hay comentarios:

Publicar un comentario