miércoles, 12 de octubre de 2016

CENTROS PARA ANCIANOS (7)





Los nombres cambian, conviene dulcificarlos y llamar a un edificio "asilo" es muy fuerte lo que antes eran asilos ahora los llaman residencias que no deja de ser una generalidad, y lo que antes eran hospitales hay quien los llama centros médicos.
Los asilos de antes ahora comienzan a ser centros y queda bonito, lo que no es tan bonito es la sensación que recibes una vez entras en el interior del centro.

La enfermedad, el deterioro humano no es bonito y cuando este deterioro se amontona en centros resulta mucho menos atractivo.
¿Quien desea acabar sus dias en un centro para ancianos tras haber pasado quizas años en su interior?.
Yo desde luego no, igual que a la gran mayoria de personas que estando bien, semibien o incluso mal les preguntaramos.
Tantas encuestas que hacen y no tengo constancia de ninguna en la que se haya ido preguntando esta cuestion.

¿Le gustaria a usted ingresar en un centro de ancianos y vivir en su interior rodeado de extraños durante sus últimos años de vida?.
Uno de cada mil diria que no y aunque no quedaba otro remedio prefiere quedarse en casa no obstante no desean ser una carga para los hijos y si no queda otro remedio te sueltan, bueno iria porque "no deseo ser una carga para mis hijos, hija o para nadie", alguien habrá que si quiere descansar y aislarse del mundo, tener todo hecho, no preocuparse ya de nada y si está valido poder salir, pasear, viajar y luego regresar aunque estos últimos son casos muy raros.

Todo esto si tienes suficiente dinero para pagarlo y estas dispuesto a no dejar nada a tus descendientes si los hubiera, o que los hijos y familia subvencionen la estancia de sus mayores porque no pueden cuidarlos.

Si hablo por mi nunca me gustaria ir a parar a un centro o residencia similar, pero eso si, llevo todas las papeletas.

Ahora muy a mi pesar vivo solo con mi gato, Gatufo, y mi muy querida esposa Cuca ha tenido que ingresar en un centro para ancianos situado en Majadahonda, Madrid, que está bastante alejado de mi domicilio.

Desearía verla todos los días pero no puedo, no tengo coche y el transporte hasta allí me lleva mas de hora y media.
Cuca me cuenta alguna de las historias que suceden en un centro como este en el que ella está, observa, lee y le llegan noticias de toda índole del lugar donde se hacinan mas de doscientos mayores.

La mayor parte de los residentes son mujeres, un hombre por cada veinte o treinta mujeres, y no deja de ser un espectaculo extraño y curioso.

Hace poco leí que el hombre cuando se queda solo, viudo o separado, trata de buscar una persona que le cuida, generalmente una mujer y a ser posible mas joven que el.
No se queda solo por tanto, puede seguir viviendo en su casa acompañado por una mujer que le cuida, le hace compañía y si la ocasión es buena para ambos tambien puede suministrarle cariño, afecto, y por que no, amor y lo justo para pensar que hay una relación sentimental aunque ellos ya mayores no estan para demasiadas cosas relacionadas con el sexo, erotismo, imaginación y poco mas.

Las mujeres habitualmente continuan solas si sus maridos han fallecido o se han divorciado siendo mayores.
Son mucho mas hábiles y utiles que los varones, pensando además que ellas se valen y no necesitan de nadie.
Cuando sus hijos o parientes ven que ella es demasiado mayor para estar sola, enferma o pierde la razón, las familias se aprestan la mayoria a ingresar a sus madres, o algún padre despistado que no encontró lo que el deseaba encontrar, en un centro de esta índole donde solo les resta esperar a que la muerte se los vaya llevando.

En España hay infinidad de residencias o centros que prestan un buen servicio y buena atención a los mayores, a las mujeres sobre todo, e incluso a personas con gran incapacidad, aunque NO son gratuitos.
Las carceles si son gratuitas, y deben ser una inmensa fuente de gastos para el estado que somos los contribuyentes, pero un centro de mayores que no cometieron ningún delito, trabajaron, aportaron su esfuerzo y su dinero en forma de impuestos, esos centros NO carcelarios NO son gratuitos, por el contrario son carísimos y un verdadero negocio.

Las comunidades a veces se hacen cargo de parte de los gastos tras infinidad de trámites, justificantes, documentos, y largas esperas. Mientras serán los interesados o sus familias quienes se hace cargo de pagar esos servicios.
Los precios son una auténtica ruina, los patrimonios que antes heredaban los descendientes son absorvidos por estas compañías privadas dedicadas a cuidar de los mayores.

Y yo pienso, no deja de ser un disparate que los centros penitenciarios donde criminales, ladrones, pederastas, asesinos de sus mujeres o de niños, estan internados sean GRATIS, ellos estén mas o menos cuidados aunque privados de libertad, y los centros para mayores NO sean ni mucho menos gratuitos.

Curioso en incongruente ¿verdad?, es indudable que da mucho que pensar de esta nuestra sociedad tan absurda.

El negocio del siglo que va a más son estos centros, asilos o residencias pues los ancianos aumentan e invertir en un lugar parala  tercera edad es un negocio asegurado.

Muy irracional, los presos gratis y no trabajan, un gasto excepcional para el estado que somos todos los contribuyentes.
Los ancianos o enfermos incapacitados de gratis nada de nada, que paguen ellos o sus familias, y los centros un grandisimo negocio.

Lo peor, si no tienes dinero o familia un día aparecerás cadaver en tu propia casa, como empieza a ser frecuente en nuestras ciudades.


continuará.............











el gatufo








No hay comentarios:

Publicar un comentario