martes, 2 de agosto de 2016

EUROS Y DEPRESIONES






Hablo con mi hermana del tema dinero mezclado con amigos y me canta una canción que antaño cantabamos en las excursiones.

"Si no tienes un duro
 no te hace caso nadie.
 En cambio si lo tienes
 amigos por millares"


Mi padre decía:

Don sin Din.
Cojones en Latín. 

Viene a ser lo mismo pero mas escueto.

Suele ser ley de vida, no siempre afortunadamente, que cuando tienes o parece que tuvieras dinero se es tan incauto que te sientes querido. 
Cuando no lo tienes, o reclamas las deudas dejas de ser querido y el vacio es una losa pesada que te hace ver lo estupidos que somos en realidad.

++++++++++++

Estoy leyendo un libro muy interesante y poco frecuente, se titula "Razones para seguir Viviendo" escrito por Matt Haig, trata sobre su propia experiencia con la "Depresión" escrito con mucha dificultad pues tratar un tema como este cuando se ha vivido es duro y muy complicado.

Su anhelo es que sirva de ayuda, y es dificil que lo sea, para personas que están pasando por esa experiencia. Facil de entender y seguir para alquien como yo mismo que se muy bién lo que es la depresión, pero dificil, puede que incomprensible para personas que no la han vivido.

A mi entender y con la salvedad hecha me parece interesante y sobre todo valiente, hay que tenerlos muy bien puestos para escribir sobre un tema semejante en primera persona.
Los escritores, o quien pretende serlo, suelen desnudar su alma en alguno de sus libros, y hablar en primera persona de una etapa en la vida que es tremenda, incomprensible, complicada en grado sumo y sobre todo no entendida por la gente que te rodea, que te quiere y no sabe que es lo que a esa persona querida le está pasando.

Recomiendo el libro a todos que hayan vivido una situación semejante, la estén viviendo, o que tengan cercano a un ser que sufre lo indecible por semejante incomprensible enfermedad.
De hecho, como dice el autor, es una enfermedad de las mas graves ya que produce mas muertes, suicidios, que ninguna otra conocida.

Por evitar la soledad estamos siempre dispuestos a ser generosos, hasta el punto de parecer compras la compañía y los favores siendo pródigo sin parar hasta el punto de parecer tonto.

Y no es que seas tonto, no, sabes que no lo eres, sabes que lo estás haciendo pero simplemente gratificas el tiempo que te dedican y el afecto real o fingido.

Ya sabemos la canción, mienteme y díme que me quieres aunque sea mentira, con eso me basta. 
Y es claro que quien busca compañía en una pareja mucho mas joven, a quien se lleva treinta o cuarenta años, quien esta enfermo o torpe, o es mayor y desea que le hagan caso, sentirse querido, siempre está dispuesto a comprar ese cariño.

Ejemplos los he visto a mi alrededor infinidad de veces, y no solo eso, creo que soy alguien que puediera cantar con razón la cancioncilla con la que empezaba esta charla.

Ya sabes, si no tienes un duro  (un euro) no te hace caso nadie, en cambio si lo tienes amigos por millares.


Saludos, 






el gatufo






 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario