viernes, 20 de mayo de 2016

INSULTOS Y ESTELADAS





Parece ser que en un pais de cuyo nombre no quiero acordarme lo mas importante que se debate, en todos los medios de comunicación audio visuales, es lo oportuno que resulta autorizar o no la exibición de un trapo ilustrado en un evento deportivo.

Hasta hoy no sabía que significado se le da a ese trozo de tela ilustrada, hoy ya harto de escuchar peleas reiterativas de si está bien o mal prohibir dicha exibición he recurrido a la wikipedia y no deja de sorprenderme el hecho de que se le de tanta importancia a semejante cuestión.

No importa que se abuchee ostensiblemente al jefe del estado del susodicho país, no importa que se pite o se vilipendie el llamano himno de este país, no importa que se queme otro pedazo de tela ilustrada que representa a la mencionada nación.

Ahora la polémica pura y dura resulta ser si es adecuado autorizar o prohibir la exibición de ese otro trapo diseñado en el siglo pasado y del que curiosamente hay varios modelos (según wikipedia) por miles de sujetos que acuden a presenciar un evento deportivo y desean manifestar mediante la exibición de la tela sus deseos fervientes de no perteneces a ese país sembrado de auténticos gilipollas.

Mi pregunta puede ser, ¿quienes son los gilipollas?.

¿Los que abuchean, pitan o queman y luego exiben el trapo?.
¿Los que permiten que eso ocurra sin hacer nada al respecto?.

O todos, unos y otros, además de los que polemizan y ocupan los medios de comunicación discutiendo el hecho de que alguien, quien sea, se ocupe de poner coto a exibiciones que no vienen a cuento y constantemente  suceden en ese país, diferente a los demas, y que en otros lugares no ocurre ni en sueños pues al menor atisbo de falta de respeto a la bandera, al jefe del estado o al himno, representantes de la nación simplemente suspenden el evento deportivo desalojan el estadio y el partido se celebra a puerta cerrada, y quien desea verlo puede hacerlo sentado en el sillón de su casa acompañado o no de su estelada, pitando o no a quien le parezca oportuno.




Nota explicativa:

(La estelada ( significa «estrellada») es una bandera no oficial, utilizada generalmente por ciudadanos de ideología independentista de Cataluña.)


Ayer:

Los aplausos al himno vencen a los abucheos

La afición sevillista coreó el himno nacional y contrarrestó los pitos con palmas; hubo tantas banderas del Sevilla y españolas que esteladas

A las 9.25 de la noche sonó el himno español en la final de Copa. Se esperaban los pitos de los independentistas catalanes, como de costumbre.  Y la afición sevillista, que conquistó medio estadio, ganó la batalla contra el abucheo al himno nacional al corear sus sones con potencia y refrendar sus sentimientos con palmas. También con cientos de banderas españolas que vencieron a las esteladas. El cántico de «¡Que viva España!», de Manolo Escobar, fue una rúbrica que se repitió a lo largo del partido, con el postre de «¡Yo soy español, español, español!» cantado también por algunos barcelonistas con la camiseta de Messi que se unieron a los sevillistas.


Bravo Sevilla aunque perdieras la final.


el gatufo

No hay comentarios:

Publicar un comentario