miércoles, 25 de mayo de 2016

DUNE






En Dune, una de las mas famosas novelas de ciencia ficción del escritor Frank Herbert en 1965, el poder de la VOZ en sus personajes es significativo y muy importante hasta el punto que la dama Jessica Atreides convertida en reverenda madre, hace uso de su propia voz para persuadir y transmitir importantes mensajes de mandato y obediencia.

El nuevo lider de Podemos, Pablo Iglesias, no se si habrá leido la novela de Frank Herbert y todo lo relativo al poder de la voz, pero es indudable que con la preparación universitaria que ostenta, la experiencia de presentador y tertuliano que posee, un tono de voz muy bien modulado, encantador, sugerente, que para mi lo quisiera, tiene "ese" especial poder de manejar su voz para conseguir fines muy concretos.

Sus discursos no aburren, en absoluto, lo que dice encandila a muchos que le escuchan y todas sus "irreales" propuestas se hacen realidad en la mente de infinidad de almas esperanzadas rotas por la desesperanza del paro, la miseria, el cabreo y sobre todo la ausencia de ilusiones.

Pablo Iglesias maneja a la perfección las esperanzas ajenas, promete lo que es prácticamente imposible de realizar y aún sabiendo que nada de lo que con su voz perfecta y segura dice a todos los deseosos de escuchar, lo susurra casi con absoluta convicción y el resultado es que convence.
Nada hay mejor para creer y convercer que escuchar aquello que esperamos oir, y el sabe perfectamente lo que se espera en sus discursos y promesas.

A mi no me convence por supuesto, pues objetivamente se a la perfección que por bonitas que sean sus palabras, cautivadora que sea su voz, tal y como en la fábula de Ulises, todo lo que escuchamos son "cantos de sirena" que conducen el barco  del Estado y la Nación hasta los arrecifes de la destrucción, y a el hundimiento total de la economia, el trabajo y la ruina mas completa para lo que aun conservan algo, igual que para los que esperan encontrar alivio a sus penas o carencias, y ya puestos por que no probar pues poco tienen que perder cuando se posee tan poco.


Casi todos los políticos, empresarios, comerciantes, publicistas y gentes dedicadas a convencer y vender las delicias de sus intenciones o productos recurren a bonitas frases que utilizan para obtener su propio beneficio.
Los publicistas y comerciantes recurren a buenos locutores o cuerpos esculturales que propician los beneficios que pueden ser obtenidos por quien compre sus productos.
Los políticos recurren a discursos confeccionados por especialistas o sociologos conocedores de las debilidades y necesidades de los posibles votantes.

Pablo Iglesias tiene todo esto en su propia persona, publicista, sociologo, profesor, y con su poderosa voz convence a muchos de sus ideas tan sugerentes como irrealizables.
Lo sabe, pero no le importa, en definitiva casi todos mienten y su fin queda absolutamente nitido y claro a poco que se medite.
Cual es ese fin, definitivamente EL PODER.

Y el nombre de su grupo define muy bien el fin Podemos, sin especificar que es lo que podemos o pueden ellos hacer con nuestro voto.

De momento alcanzar el poder, posteriormente es seguro para mi, conducir el barco hacia el encallamiento, la destrucción y la disgregación en maderas que flotan movidas por las olas del tiempo.

El barco que representa la Nación Española quedará esparcido por el mar, dividido en pequeños trozos cada uno con su nombre distintivo de lo que ahora son comunidades autonomas,  y tras la disgregación serian estados independientes sumidos en la debilidad del aislamiento y la miseria mas terrible similar a la de algunas Naciones que están en la mente de todos nosotros y no viene al caso mencionar.

Saludos.





el gatufo









 

No hay comentarios:

Publicar un comentario